top of page

Alguien se acordará de nosotras.

Como ocurre en muchísimos otros campos, el té está principalmente asociado con el consumo femenino, y sin embargo su historia está repleta de protagonistas masculinos. Olvidadas en la historia, con sus méritos atribuidos a hombres o simplemente pasándolos inadvertidos, hoy venimos a nombrarte a algunas mujeres pioneras en el mundo del té:

Roberta C. Lawson y Mary McLaren idearon la bolsita de té, a la que llamaron the leaf holder (el portahojas), a comienzos del siglo XX en Milwaukee.

Oura Kei (Nagasaki, Japón, 1928) fue la precursora de la exportación del té japonés, y la que expandió su comercio internacional. Sin duda, una gran mujer de negocios.

Ruth Campbell Bigelow (años 40), disconforme con el té corriente vendido hasta ese momento, se empeñó en encontrar una mezcla que le supiera bien, y buscando dio con su blend especiado: té negro, cáscara de naranjas y especias dulces. Cambió el paradigma del consumo de té para los Estados Unidos, y fundó Bigelow Tea Company en 1945, donde su primer producto se llamó Constant Comments, como los que había recibido su mezcla original, y aún forma parte de la oferta de la compañía a día de hoy.

Hace unos días acogimos en nuestro rinconcito una charla maravillosa sobre las mujeres históricas que nunca nos nombraron, compartimos té, debate y nombres olvidados. No queríamos perder la ocasión de rescatar a otras cuatro magas del ingenio, gracias a las cuales estamos donde estamos.




11 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page